TE LO CONTAMOS...

¿CÓMO USARLO?

Humedece muy bien el pelo. Frota la barra de shampoo entre tus  manos hasta obtener espuma. Masajea el cuero cabelludo con la espuma y enjuaga con abundante agua.

¿CÓMO CONSERVARLO?

Es MUY IMPORTANTE mantener la barra de shampoo alejada de superficies húmedas. Después de cada lavada déjala secar por completo para que pueda mantener su forma y consistencia por más tiempo.


RECOMENDACIONES PARA UNA CORRECTA APLICACIÓN: 

  • Humedece el pelo completamente. Deja que la barra de shampoo también entre en contacto con el agua y notarás que al frotarlo genera espuma suficiente para hacer el lavado correspondiente.
  • Te recomendamos frotar gentilmente solo el cuero cabelludo con la espuma generada por el producto. Enjuaga el resto del pelo con lo que vaya arrastrando el agua desde la raíz.
  • No es necesario que dejes actuar el producto por varios minutos. Notarás que a los pocos segundos de utilizarlo, el cuero cabelludo ya se ha limpiado. No te alarmes si al retirar la espuma tu pelo se siente tirante, es un efecto común en el proceso de limpieza. 
  • Luego de retirar completamente el shampoo, el siguiente paso será aplicar de medios a puntas el acondicionador de tu preferencia. Déjalo actuar por dos o tres minutos y enjuaga. Si no sueles utilizar acondicionador, te recomendamos incluirlo en la rutina de limpieza con el shampoo en barra para obtener un mejor resultado.
  • Si seguiste las indicaciones, tu proceso de lavado está completo.

TEN EN CUENTA...

  • No se recomienda utilizar este producto en cabellos con tratamiento de alisado.
  • Evita que el producto entre en contacto con los ojos.
  • Nuestra formulación no genera intolerancia, ardor, rasquiña o resequedad extrema, pero, si en tu caso alguna de estas reacciones se presenta, suspende inmediatamente el uso del producto e infórmanos.